martes, 26 de febrero de 2013

SECCIÓN NUEVA ASTRONOMÍA / LAS ONDAS GRAVITACIONALES (Teoría de la Relatividad)



Infografía de ondas gravitacionales
(Cortesía de la ESA)


04.12.2015
Albert Einstein (1879-1955) predijo en su Teoría General de la Relatividad (1916) que la gravedad ejercía su poder sobre el espacio-tiempo y que se veían afectadas a modo de ondas como el oleaje de los océanos. La Agencia Espacial Europea en colaboración con la NASA, ha enviado al espacio con fecha 03.12.2015 una sonda, LISA Pathfinder, para investigar la existencia de este fenómeno teórico postulado por Einstein. La misión está prevista que esté en activo hasta el 30.06.2017.

Infografía de la sonda LISA Pathfinder
(Cortesía de la ESA)

Link proyecto LISA Pathfinder:





11.02.2016
Con esta fecha el comité científico del Proyecto AdvLIGO (Advanced Láser Interferometer Gravitational-Wave Observatory), han confirmado la detección directa de las ondas gravitacionales, mediante dos instrumentos en Tierra, uno ubicado en Livingston (Louisiana) y el otro en Hanford (Washington), captando una señal a la que han denominado "GW150914", con una velocidad de la luz y con una diferencia de 7 milisegundos. Las ondas gravitatorias fueron predecidas por el célebre Albert Einstein en su Teoría de la Relatividad General en el año 1916, donde se calculaba que la Gravedad interactuaba con el Espacio-Tiempo. La señal ha sido emitida por una fusión de dos agujeros negros a una distancia de 1300 millones de años luz, de 36 y 29 masas solares respectivamente el pasado 14.09.2015. Ya en 1974 Joseph Taylor y Russell Hulse habían detectado aunque de forma indirecta, las primeras ondas gravitacionales provenientes de una pareja de estrellas de neutrones "PSR B1913+16".
En el mes de marzo de 2016 el satélite LISA Pathfinder (Proyecto de colaboración entre la NASA y la ESA) rastreará la bóveda celeste para ampliar los estudios.
Captura en pantalla de la señal GW150914
(Cortesía de LIGO Project)

Sector de la bóveda celeste donde se ha
producido la fusión GW150914
(Cortesía de LIGO Project)

20.04.2016
La Agencia Espacial Estadounidense colabora en la investigación de las ondas gravitatorias mediante el observatorio espacial FERMI. Este instrumento que lleva en el espacio desde el 11.06.2008 ha detectado hasta ahora  1451 fuentes de emisión de rayos gamma.




Mapa de registros de rayos gamma
Observatorio Fermi
(Cortesía de NASA)



08.06.2016
Desde el mes de Marzo de 2016, la sonda LISA Pathfinder ha estado efectuando análisis de investigación con instrumentación experimental para la detección de las ondas gravitacionales y ha sido un éxito rotundo. Se ha podido comprobar que esos instrumentos son muy eficaces en el espacio y no se ven alterados por las condiciones atmosféricas terrestres, lo que supone un apoyo a la iniciativa de crear un telescopio espacial para esta rama de la astronomía y dejarlo fijo en órbita de Lagrange. Se ha podido constatar que las ondas gravitacionales son promovidas por fenómenos astronómicos de gran impacto, como son Supernovas, Quasars, Agujeros negros, etc...
El registro de localización debido a las grandes distancias astronómicas es comprendido en bajas frecuencias (0,1 Mhz y 1 Hz).
Infografía análisis ondas gravitacionales desde LISA Pathfinder
(Cortesía de la ESA)

16.06.2016
Recibimos de nuevo noticias del (Advanced Láser Interferometer Gravitational-Wave Observatory), de un nuevo registro de ondas gravitacionales. En este caso se captaron el 26.12.2015 pero hasta que no se han asegurado del mismo no se ha comunicado. Se trata de la señal GW151226, en esta ocasión ha sido más débil ya que se trata de la fusión de dos agujeros negros de masas más pequeñas (8 y 14 masas solares), a una distancia de 1400 millones de años luz. En el proyecto de investigación también hay científicos españoles, como es Alicia Sintes de la Universidad de las Baleares, o Javier Redondo de la Universidad de Zaragoza.

Sector de la bóveda celeste donde se ha producido
la fusión GW151226
(Cortesía de LIGO Project)


02.06.2017
En el día de hoy se comunica desde el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO en inglés), la captación de una nueva señal de onda gravitacional el pasado 04.01.2017. En esta ocasión ha sido la fusión de dos agujeros negros a 3.000 millones de años luz de la Tierra.


03.07.2017
España conjuntamente con otras instituciones de otros países van a colaborar en las investigaciones de las ondas gravitacionales, mediante el Proyecto GOTO (Gravitational wawe Optical Transient Observer) en la isla de la Palma (Canarias). Consiste en un observatorio robótico compuesto de 4 astrógrafos de 400 mm con cámaras CCD que barren la bóveda celeste en 5º cada uno con capacidad de visualizar magnitudes de 21. Es un sistema de observación adicional al Proyecto LIGO para ver posibles rastros ópticos de las ondas gravitacionales. En este proyecto colaboran:
Instituto Astrofísico de Canarias
Universidad de Warwick (UK)
Centro de Astrofísica de Monach (UK)
Armagh observatory de Sheffield (UK)
Universidad de Leicester  (UK)
Instituto de Investigación Astronómica de Tailandia (Tailandia)
(Cortesía de GOTO observatory)

Link:

14.08.2017
El interferómetro europeo Virgo ubicado en Pisa (Italia) ha descubierto una nueva onda gravitacional correspondiente a la fusión de dos agujeros negros, de 31 y 25 masas solares a una distancia de 1760 millones de años luz de nosotros. Los observatorios de LIGO en Hanford y Livingston en los Estados Unidos también lo han corroborado.
Registro señal GW170814
(Cortesía LIGO-VIRGO)


Intensidad de señales captadas
(Cortesía de LIGO-VIRGO)




LIGO Observatory
Hanford (Washington)
(LIGO courtesy)



Infografía de fusión de estrellas de neutrones
(Cortesía de NASA)


16.10.2017
En el día de hoy se ha dado a conocer un nuevo hito en la historia de la astronomía. Se trata de la captación por primera vez de ondas gravitacionales por la fusión de dos estrellas de neutrones y poder observarlas en varios tipos de rangos electromagnéticos entre ellos el óptico. La señal ha sido denominada GW 170817 y fue registrada el 17.08.2017 por el observatorio astronómico de LIGO en Hanford (Washington), y Virgo en Italia, casi al mismo tiempo el telescopio espacial FERMI de la NASA también registró la explosión de rayos gamma. Una vez detectado el fenómeno se puso en conocimiento de todos los grandes observatorios del planeta. El observatorio de Cerro Tololo en Chile, perteneciente a la red interamericana y en la que se encontraban en ese momento astrónomos del Harvard Smithsonian, registró la señal en rango óptico, siendo la primera vez que se captaba en esta línea de investigación. Se ha comprobado que se trata de la fusión de un par de estrellas de neutrones y se ha podido ubicar en la galaxia NGC4993 en el sector de Hydra a 130 millones de años luz de distancia.



Reportaje del descubrimiento
(Cortesía del ESO)


Cerro Tololo (Chile)
(Cortesía de la Red Interamericana de astrofísica)



Localización de la señal GW4993
(Cortesía de Harvard Smithsonian)

El descubrimiento ha sido corroborado también desde el espacio por los telescopios Chandra (rango de rayos X) de la NASA y el Integral de la Agencia Europea en rango Gamma y X.

España también ha aportado su participación en el descubrimiento, ya que dispone de varios investigadores que colaboran con LIGO, desde la Universidad de las Islas Baleares, de la Universidad de Valencia y otros grupos de Centros repartidos por toda España que trabajan para el telescopio espacial Integral de la ESA.

Desde estas líneas enviamos a todos los investigadores nuestra más cordial enhorabuena.




How Fast is it 06 Gravitacional Wawes
Dr. David Butler
Oxford University
(NSF courtesy)



Conferencia sobre las ondas gravitacionales
Dra. Gabriela González
Universidad de Córdoba (Argentina)
(Cortesía de la Universidad de Córdoba)

Las estrellas de neutrones son las estrellas más pequeñas y densas conocidas y se forman cuando estrellas más masivas explotan en forma de supernovas. A medida que la órbita de las dos estrellas de neutrones binarias fue disminuyendo en espiral, el sistema emitió ondas gravitacionales que fueron detectadas durante unos 100 segundos. Al colisionar, con una velocidad aproximada de la tercera parte de la velocidad de la luz, emitió un destello de luz en forma de rayos gamma que fue observado en la Tierra unos dos segundos después de la detección de las propias ondas gravitacionales. En los días posteriores a la colisión, otras formas de luz o radiación electromagnética, como rayos X, ultravioleta, óptico, infrarrojo y radio fueron también detectadas.


(Cortesía de NASA)



Registro de Ondas Gravitacionales

14.09.2015 LIGO GW 150914
12.10.2015 LIGO LVT151012
26.12.2015 LIGO GW 151226
04.01.2017 LIGO GW 170104
14.08.2017 VIRGO GW170814
17.08.2017 VIRGO GW 170817

(Infografía cortesía de NASA-LIGO-NOAO)



Link LIGO Project
Pasadena (California):